Korvak se despertó en el catre de piedra. Lono, echado a su lado, le lamía la mano. Poco a poco recordó donde estaba. Inspiró profundamente para despertarse y un olor nauseabundo le inundó las fosas nasales. Se inclinó sobre su costado y vomitó. Tras quitarse la nausea se limpió con un trapo que encontró por ahí y, montando al Warg, le pidió a Lono que busque a sus compañeros. El Warg no dudó en saltar el abismo. A pocos metros, John Coltrane exploraba la cueva agazapado. A la izquierda de Korvak Nerea sucumbía a los ataques de un ghoul y Niccolo nuevamente le salvaba la vida. Coltrane volvió sobre sus pasos para contarles a los 3 que más adelante había una caverna cubierta del piso al techo con hongos fosforescentes y, evidentemente, dijo Coltrane con los ojos llorosos y tos intermitente, muy delicados y venenosos.

No obstante, los 4, con Nerea desmayada y atravesada sobre el Warg, atravesaron la caverna de hongos sin mayores inconvenientes. Salieron a una caverna con el techo recubierto de piedras preciosas, semi preciosas, diamantes y rubíes. Coltrane casi pierde la cabeza. Enseguida se trepó al techo de una especie de choza de piedra que había a la derecha de los aventureros y, con las herramientas que tenía y como podía, se dedicó a sacar las piedras del techo. Korvak entró a la choza de piedra tras tirar abajo la puerta con la barreta.

Adentro encontraron libros, algunos en common, otros en un lenguaje incomprensible, un cofre de hierro, una mano esquelética con un anillo y al dueño de todas esas cosas, muerto hace cientos de años, y sin embargo con un interés particular en seguir hablando. El fantasma, de larga barba y pelo, sostenía en sus manos un báculo coronado por un copo de nieve gigantesco.

Trabó conversación con el enano, intentando intimidarlo. Korvak sostuvo la conversación durante unos minutos, pero más pronto que tarde se cansó y, frente a un insulto al ahogado, respondió demostrando el poder de su dios. El fantasma huyó y Korvak y Niccolo aprovecharon para abrir el cofre, que contenía 3 diamantes, una pipa de madera y platino, tres libros más y tres pociones, una de las cuales utilizaron en seguida para revivir a Nerea.  Al costado de la cama encontraron un retrato de una jóven que Niccolo guardó entre sus pertenencias, y de los dedos pelados de la mano esquelética Nerea sacó un anillo con un filigrama de plata representando un copo de nieve.

Saliendo de la choza, se avocaron todos a sacar rubís y diamantes del techo de la cueva, mas antes de que pudieran conseguir nada reapareció el fantasma y con un movimiento de su báculo convocó una tormenta de hielo y nieve que derrumbó a Korvak y a Nerea. John Coltrane, enojado con el muerto que se interponía entre los diamantes y él, le disparó una flecha pero el que resolvió el encuentro fue Niccolo al amenazar al fantasma con destruir la pintura de quien resultó ser su hija. Korvak y Niccolo negociaron con el fantasma y llegaron a un acuerdo:

El fantasma los dejaría vivir, descansar en la choza y hasta les explicaría algunas cosas de sus libros de magia, a cambio de que venguen a su hija y a él sobre el vampiro. Y que luego le brinden a él el descanso eterno.

Asi que los aventureros se metieron en la choza dispuestos a descansar, excepto Coltrane que, fiel a su estilo, se fue a dormir al techo. El fantasma sin embargo, relojeaba a Niccolo, que intentaba conciliar el sueño. Pero no pudieron descansar mucho, ni llegaron a revelar las verdaderas intenciones del fantasma, ya que apareció la némesis del fantasma, el viejo y conocido vampiro.

El oscuro renacido volvió, al igual que en el sótano de la mansión Shiro, a exigir la misteriosa caja que lleva Coltrane. Tamman apareció detrás suyo. Los aventureros descargaron una andanada sobre el vampiro: Coltrane disparó, Niccolo utilizó un hechizo para inmovilizarlo y Korvak otro para silenciarlo. Nerea intentó lastimarlo y Lono corrió hasta él para morderlo. Todo inútil, porque el vampiro simplemente desapareció, mientras se escuchaba una voz que decía “todavía no”.

Frustrados, pero vivos, los héroes volvieron a acostarse, decididos a descansar lo más posible.

Chero

About Chero

3 Comments

  • The DM says:

    Teh lootz:
    – Rough star ruby (2): 320 gp c/u
    – Rough diamond (1): 1,450 gp
    – 1 spellbook escrito en Common con estudios y anotaciones para castear Cone of Cold un nivel por encima del spell slot utilizado.
    – 1 spellbook escrito en Common con estudios y anotaciones para castear Chill Touch
    – 1 diario escrito en Common con anotaciones del spell Tenser’s Floating Disk.
    – 3 diarios escritos en un idioma incomprensible: uno parece un spellbook, otro parece un diario con una carta astral, y el otro parece tener un mapa.

  • Chero says:

    Lewtz is missing. At least lo que escarbó Coltrane.

  • The DM says:

    XP:
    – 450 c/u por navegar con éxito el fungi cavern.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.